mano de estudiante universitario cogiendo apuntes en clase

La experiencia de ‘Magia para el estudio’

Hay quien cree que los buenos resultados en los estudios aparecen por arte de magia. Pero no es así. Además de la capacidad intelectual, sacar adelante la carrera requiere esfuerzo, tesón y aprovechamiento del tiempo y de los recursos de cada uno. Para ayudar a nuestros colegiales a dar lo mejor de sí mismos en este ámbito, en marzo lanzamos un taller de la mano de la Facultad de Educación de la Universidad de Navarra. Aprendieron un par de ‘trucos’ para conocer mejor a qué se enfrentan, identificar sus hábitos de estudio y rendir mejor en las pruebas. Ahora lo aplican en los exámenes de fin de curso. 

 

charla a estudiantes universitarios

 

Herramientas para optimizar los estudios  

Este proyecto piloto surge del compromiso del Colegio Mayor Larraona por que los colegiales crezcan en responsabilidad y calidad educativa, mediante herramientas para optimizar sus estudios. “A nosotros como facultad nos interesa mucho”, comenta Katya Palafox, profesora del departamento de pedagogía de la Universidad de Navarra y coordinadora de este taller, en el que colaboraron tres estudiantes de la Facultad de Educación y Psicología. “El objetivo es mejorar el nivel de estudio y aprendizaje de los alumnos”.  

profesora de la universidad de navarra

Profesora Katya Palafox (Universidad de Navarra)

 

Explica que algunos de ellos vienen de fuera y les cuesta adaptarse a la forma de estudios de España y de la Universidad, y que en la mayoría de los casos lo que falla es la organización: por dónde hay que empezar a estudiar. “Perciben que están organizados, pero a la hora de trabajarlo, ven que una cosa es el papel y otra lo que están haciendo”. 

En las 5 sesiones teóricas (“Descubre tu propio estilo de aprendizaje”, “Encuentra tu motivación”, “Aprovecha el tiempo”, “Aprende a resolver distintos exámenes”, “Hazte el dueño de tus decisiones”) vieron aspectos como la organización del calendario y de la agenda, la diferencia entre estudio y repaso, la importancia de los tiempos y herramientas de mnemotecnia, la presencia de distractores… 

Estas clases se completaron con tutorías individuales voluntarias, “muy importantes, porque las necesidades de cada uno son distintas”. También el grado influye en los requerimientos para estudiar y en el tipo de exámenes; así que en estas sesiones prácticas pudieron trabajar estos aspectos de manera adaptada. Después de los exámenes finales, se volverá a contactar con ellos desde la Facultad de Educación, para realizar un seguimiento. ”Queremos que quede abierto este canal de comunicación para que puedan contar con nosotros en lo que necesiten, también los que no hicieron estas tutorías individuales”, comenta la profesora Palafox. 

 

estante con libro de universidad y cuadernos

 

Estudiar no está reñido con socializar 

Al inicio del ciclo de sesiones hicieron un screening general de los participantes, para conocer cómo estaban estudiando y cuál era su capacidad de atención. También se les preguntó por sus motivaciones, su organización y su capacidad de toma de decisiones (autocontrol), además de distintos hábitos relacionados con su bienestar físico y mental. “Medimos el grado de preocupación y ansiedad fisiológica, si están cansados, cómo duermen, si se ponen nerviosos… y cómo es su vida social. Se tiene la imagen de que los jóvenes siempre están de fiesta, pero no siempre es así: están preocupados y le dedican tiempo al estudio, lo que pasa es que no siempre ese tiempo es de calidad, y se queman. Una vida social sana contribuye a la motivación en el estudio”. 

Al estar en un nivel universitario, no identificaron ningún problema grave en los colegiales. Pero sí que detectaron problemas de planificación, motivación y priorización, saber “apuntar a la diana”, como explica la profesora. Y para ello, nada mejor que quien ha pasado por sus mismas situaciones, y conoce las claves psicológicas y pedagógicas que les pueden ayudar. 

 

galería de estudio

 

Experiencia de aprendizaje y servicio 

Dos alumnas de último de año de los grados de Psicología educativa y de Pedagogía colaboraron en el proyecto, ayudando a seleccionar la temática del taller y a planificar los contenidos. “Les vino muy bien para desarrollar sus habilidades; la experiencia ha sido muy buena”. Sus tutoras de la facultad estuvieron presentes con ellas en todas las sesiones, y en los talleres individuales participó una alumna del Máster en intervención educativa. “Pudieron implementar lo aprendido con libertad, y verlo plasmado les dio seguridad. Han manifestado que el proyecto ha sido muy favorable”, recalca la coordinadora. Habían hecho otros talleres voluntarios en la universidad, pero les pareció interesante y motivador poder acercarse a los estudiantes del Colegio Mayor y participar en este taller de aprendizaje-servicio de manera global. 

En la evaluación que hicieron nuestros colegiales del taller, expresaron que les ha servido mucho para aprender a planificarse, conocer el funcionamiento de las asignaturas y saber cómo afrontar distintos tipos de exámenes. 

La idea es que el proyecto continúe a partir de septiembre y que puedan dar un seguimiento a los colegiales a largo de todo el año, como complemento al acompañamiento personal que realiza el equipo directivo del Colegio Mayor. 

“Es un equipo maravilloso que ha confiado en nosotros”, señala la profesora. “Nos hemos sentido como en casa, y los chicos han sido súper educados, daba gusto estar con ellos”. 

Desde el Colegio Mayor Larraona, equipo directivo y colegiales podemos afirmar que ha sido una experiencia igual de positiva para nosotros. Agradecemos la dedicación y el interés de todas las personas participantes y, en especial, de la Facultad de Educación de la Universidad de Navarra, y esperamos con ganas la continuación de este proyecto.  

 

 

estudiantes en el taller de historia de pamplona del colegio mayor larraona

“Paseando” por la historia de Pamplona

Nuestros universitarios provienen de todas partes de España y del mundo. Esto es una fuente de enriquecimiento muy grande para todos, y también para ellos. Porque estudiar fuera de casa no es solo hacer nuevos amigos y  vivir diferentes experiencias. Es también encontrar otros modos de hacer y de ser, adentrarse en una cultura nueva y en un entorno concreto e intentar comprenderlo. Para eso es imprescindible conocer la Historia. ¿Y qué mejor manera de hacerlo que con una serie de talleres en grupo?

 

fachada de la catedral de pamplona

 

Pinceladas históricas

El sábado 18 de septiembre fue la primera salida a la catedral. Allí, los colegiales se introdujeron en el mundo de la Pamplona medieval, gracias a la exposición Occidens y a las explicaciones de la profesora Anna K. Dulksa. Les habló sobre el impresionante conjunto catedralicio y sobre los Burgos de Pamplona, las tres poblaciones que constituían la ciudad en el medievo hasta que se unieron mediante el Privilegio de la Unión en 1423 por iniciativa de Carlos III de Navarra, cuyo sepulcro se encuentra en la catedral.

Seguro que, bajando de la catedral, al recorrer por las calles del casco viejo de Pamplona, los chicos se percataron mejor de los vestigios de esa ciudad medieval, como las iglesias propias de cada burgo: San Lorenzo, San Saturnino y San Nicolás. Tuvieron que estar atentos durante las explicaciones, porque les pedimos que hagan un trabajo de al menos una de las salidas. Este incluye la presentación de un mínimo de cuatro fotografías, con su correspondiente descripción y explicación histórica, además de una valoración personal del estudiante.

 

murallas de pamplona

 

El sábado 2 de octubre visitamos la ciudadela, el recinto amurallado de Pamplona, un complejo estratégico militar muy bien conservado desde su construcción en el siglo XVI. En esta segunda sesión, los estudiantes estuvieron acompañados por el profesor y subdirector del Colegio Mayor Larraona Manuel Sagüés, que les retrató cómo era la ciudad durante la edad contemporánea. Declarada Monumento Nacional, hoy en día este conjunto de murallas –con sus baluartes, fosos, pabellones…–  supone uno de los grandes espacios verdes de la ciudad y centro de ocio, deporte y cultura.

El taller terminó con la salida del 15 de enero: una visita al Museo de Navarra de la mano de Manuel Sagüés. Les remontó muchos años atrás, al inicio de la ciudad bajo el nombre de Pompaelo, llamada así en honor al general romano Cneo Pompeyo Magno. En el museo pudieron ver varios mosaicos de la época encontrados en nuestra región, como los mosaicos de Andelos, Pamplona, Liédena y Villafranca. También pudieron aprender sobre las costumbres y tradiciones gracias a los objetos de la vida cotidiana y estelas funerarias que están expuestos.

 

estudiantes en el museo de navarra

 

Desde otra óptica

Llevamos muchos años realizando este taller, en colaboración con el departamento de Geografía e Historia de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra, e invitando a participar a las estudiantes de la Residencia Roncesvalles. Y podemos decir que, un año más, la experiencia ha sido positiva. Ayuda a los colegiales a situarse mejor aquí, fomenta la convivencia entre ellos y suscita la sensibilización por la Historia y la reflexión. Esto hace que vuelvan a mirar las calles de Pamplona, sus edificios y monumentos desde una nueva óptica, sin pasar de largo. Porque esa es la experiencia global que queremos que se lleven los colegiales al salir de la universidad: una que les haya dejado huella y les haya implicado.

estudiantes hacen una maniobra de primeros auxilios

Aprendiendo sobre primeros auxilios con antiguos colegiales

Nuestra experiencia es que los colegiales siempre vuelven. A saludarnos, a recordar buenos tiempos, y a compartir con nosotros su experiencia. Y no solo en forma de Think&Beers. El primer martes de noviembre nuestros colegiales tuvieron un taller práctico de primeros auxilios y RCP (Reanimación Cardiopulmonar) impartido por los antiguos colegiales Luis Gómez Rodríguez y Alberto de Juana, de la asociación EqÜES (Equipo de Urgencias y Emergencias Sanitarias). Alberto está en 6º de Farmacia y nos cuenta cómo fue el taller. “Estamos varios antiguos colegiales en la junta directiva y queríamos ofrecer esta formación enriquecedora a un centro que nos ha aportado tantísimo”, señala.

grupo de estudiantes universitarios

Alberto de  Juana (tercero por la izquierda en la fila de abajo) con otros colegiales en la cena de Navidad de 2016.

 

Enseñando a salvar vidas

EqÜES nació en febrero de 2016 de la mano de tres estudiantes de Medicina: Raquel García, Inés Zugasti y Rebecca Peña, que por entonces estaban en 2º de carrera. Un año más tarde, en 2017, se incorporaba Alberto, atraído por las formaciones que daban y por la premisa de que todo el mundo tiene derecho y debería tener unos conocimientos mínimos sobre primeros auxilios.

“Se dieron cuenta de que la primera causa de mortalidad en España son los accidentes cardiovasculares, y la segunda, los cerebrovasculares”, explica el antiguo colegial. “El tiempo es vital. En estos casos, un retraso de 10 o 15 min en la actuación puede suponer la muerte. Por eso pensamos que, si más o menos todo el mundo tuviera una base sobre cómo actuar, podríamos darle la vuelta a la situación”.

Empezaron a dar charlas en colegios e institutos y se constituyeron como asociación. Han impartido formaciones en multitud de centros educativos en Navarra (centros de Formación FP, cursos CAP) y, recientemente, también en La Rioja y Barcelona. En 2019 ganaron el premio ABC de salud en la categoría de voluntariado universitario. Gracias a una subvención, ese verano pudieron viajar hasta Abancay, Perú, en colaboración con Tantaka, el servicio de voluntariado de la Universidad de Navarra.

“Por desgracia, la educación sanitaria en otros países no tiene nada que ver con la nuestra”, comenta Alberto. Ayudaron en hospitales y formaron a policías y bomberos, entre otros. “Fue una locura. Formamos a más de 10.000 personas. Pudimos realizar una gran labor”, declara.

equipo de voluntarios en perú

La aportación de la Farmacia

Alberto fue el primer farmacéutico en ser parte de EqÜES, proporcionando un punto de vista más centrado en la farmacología y en sustancias como las drogas.

“En clase vimos el último ESTUDES, una encuesta sobre el uso de drogas que realizan cada dos años en alumnos de secundaria de España. Es alucinante la cantidad de menores que consumen, y cada año va en aumento”. El estudiante alerta de que muchos problemas como enfermedades mentales o comportamientos delictivos se podrían prevenir si se evitase el consumo de drogas.

Nuestros actos tienen consecuencias más allá de nosotros mismos. Se podría mejorar la calidad de vida de los jóvenes que consumen y de sus familias, porque no solo brinda infelicidad para ellos, su familia y entorno también queda afectado. Es una realidad un poco dura, pero a la que es necesario enfrentarse”.

Alberto ha decidido hacerlo impartiendo formación específica sobre estos temas en centros educativos como institutos y centros de FP, para fomentar entre los estudiantes el pensamiento crítico y aportar información veraz sobre esta cuestión. “Han tenido muy buena aceptación. Incluso ha habido personas que pasado un tiempo nos han dado las gracias, porque han podido decir que no a las drogas y se han dado cuenta de cómo han afectado a sus compañeros”, cuenta.

alumno practica reanimacion con un maniquí

De vuelta en Larraona

El taller sobre primeros auxilios en el Colegio Mayor incluyó diferentes ejercicios de inmovilización, reanimación, etc., que los colegiales que participaron pudieron practicar. Acudieron más de una decena de ellos, entre los que se encontraba el decano, Javier Calvo, que conocía a Alberto.

“Cuando entré en Larraona, además de hacer mi grupo de amigos, entablé mucha relación con mis veteranos de Farmacia y con estudiantes de Medicina”, explica. “Los veteranos me acogieron desde el primer momento, como a un cachorro. Ahora me sigo llevando con ellos. Son amistades muy arraigadas, que con suerte, espero conservar toda la vida”, confiesa.

Llegado desde un pueblo de Huelva, “en la otra punta de España”, Alberto comenzó su vida universitaria con los miedos y la ilusión de quien empieza de cero. “Cuando llegué a Larraona me sentí en casa desde el primer instante. El ambiente familiar, las actividades… Me pareció una maravilla. Recuerdo con cariño ese año, me marcó bastante”, concluye.

Queremos agradecer a la asociación EqÜES su labor, y aprovechamos para recordar y animar a todos nuestros antiguos colegiales a visitar la que fue y seguirá siendo su casa.

taller-historia-21

Taller de Historia de Pamplona Curso 2020-2021

Características

Válido a 1 ECTS en Universidad de Navarra
Dtra. Marimar Larraza (Dpto. Historia)
MÁXIMO 12 PERSONAS (AFORO COVID19)
Precio: 10€ (entradas a Catedral-Occidens y Guía Ciudadela)

INSCRIPCIÓN: MANU (CM LARRAONA) – HASTA COMPLETAR PLAZAS

cmsecretaria@larraona.org

Lecciones

  • Viernes 19/03/2021 Pamplona Medieval. Los Burgos. Prof. Anna K. Dulska. Visita a la Exposición Occidens y a la Catedral.
  • Sábado 17/04/2021 Edad Contemporánea. Las Murallas de Pamplona. La Ciudadela. Prof. Manuel Sagüés. Visita a la Ciudadela.
  • Trabajos: dos, uno por cada lección

Trabajos

Plazo de entrega: 30/04/2021

Contenido: Al menos 3 fotografías (9 en total) propias realizadas en cada una de las tres salidas prácticas. Se dará un premio por determinar a la mejor fotografía.

Formato: Papel A4 en color o b/n. Cada fotografía tiene que llevar adjunta un pie de foto con al menos 200 caracteres y donde haya dos partes.

  1. Datación, descripción y explicación del motivo histórico de lo que se capta en la fotografía.
  2. Valoración personal, en la que tiene importancia qué ha sentido, imaginado, aprendido, compartido con sus compañeros o con los profesores, algún matiz filosófico, político… sobre lo que ha captado en la fotografía.

Lugar

Lugar de las charlas: 9.00 a 10.00 Sala marrón del Colegio Mayor Larraona.
Clases prácticas en Pamplona – 10.00 a 14.00 horas.

Objetivos

  • La sensibilización por la Historia.
  • Conocer el origen y los principales hitos de la ciudad de Pamplona desde su fundación hasta la Edad Moderna.
  • El conocimiento de la riqueza histórica de Pamplona y por ende de Navarra.
  • La reflexión antropológica, a partir de la documentación histórica.
  • Favorecer la dimensión de relación y convivencia con universitarios de otros Colegios Mayores, compañeros de universidad, etc.