Entrada al Colegio Mayor Larraona

Veteranos y novatos: una relación que no cambia

Los colegiales nuevos tenían tantas ganas de conocer a sus compañeros, como los veteranos de recibir a los nuevos colegiales. Cada año, es una constante que no cambia, ni cambiará a pesar de las circunstancias actuales.

Cuando llegas, los veteranos están contigo, salen contigo, te llevan a fiestas… Este año ese concepto de fiesta no podrá ser, pero algo haremos. Siempre echamos algún partido de fútbol”, cuenta Álvaro.

Este estudiante de 2º de Bioquímica ha pasado este año al grupo de veteranos y está deseando ejercer como tal, aunque reconoce que se disfruta más siendo novato. “Tienes a tus veteranos de mentores. Los que están en mi misma carrera me ayudaron un montón, me pasaron apuntes, me dieron consejos… ¡Si no llega a ser por ellos mi primer año hubiera sido un desastre!”, confiesa.

En marzo, cuando cerraron la universidad, Álvaro volvió a casa, por lo que tenía muchas ganas de volver a ver a sus amigos del Colegio Mayor. Todos ellos repiten un año más en Larraona, listos para empezar el curso. “No tengo miedo, tengo ganas de que empiece, aunque no vaya a ser lo mismo. Se hará lo que se pueda”.

Preparado para el comienzo de curso también está Pablo: es de los últimos estudiantes de primer año en llegar. Viene acompañado desde Zaragoza y empieza el grado de ADE con Big Data. Es la primera vez que visita el Colegio Mayor y el campus de la Universidad de Navarra, ¡tiene todo por estrenar!

Esperamos que tenga un buen comienzo de curso, acompañado por Álvaro y el resto de los veteranos, siempre dispuestos a echar un mano y a animar a sus nuevos compañeros del Colegio Mayor.

Jornada de bienvenida Colegiales

Jornadas de bienvenida 2020

Una llegada diferente

Otros años, convocábamos a los colegiales cuatro días antes de la semana en la que comienza el curso, todos a la vez. Recibíamos a un aluvión de jóvenes y sus familias, que volvían a visitar el Colegio Mayor, esta vez, para quedarse. Este curso, hemos organizado una llegada escalonada, en grupos reducidos. Una manera muy diferente de comenzar, que nos ha permitido acoger a los estudiantes y a sus acompañantes de forma segura y controlada. “Las familias lo han agradecido”, comenta Santiago Conde, nuestro director. Señalética, geles, documentación… Preparamos todo con la misma ilusión que otras veces o más, puesto que había algunas familias a las que no habíamos conocido. Otras repiten, como los Herrerías López de Heredia que venían a acompañar a Nicolás, el segundo hijo que es colegial de Larraona.

Familia Herrerías Larraona

Información práctica y actividades

En cada turno de llegada, se hicieron dos reuniones simultáneas en pequeños grupos. Santiago, Xabier Cabrerizo, subdirector, y el Padre Josu Jiménez, nuestro capellán, impartieron las charlas. Hablaron sobre el protocolo sanitario, alergias y cuestiones médicas, horarios de recepción y de comidas, protección de datos, canales de contacto y actividades de vida colegial.

“Se va a seguir haciendo actividades, pero con aforo reducido”, aseguró Santiago, el director. Xabier recordó que por participar y organizarlas los colegiales podrán ganar puntos que les permitirán elegir habitación para el próximo curso. “Una de las diferencias entre una residencia y un Colegio Mayor es la oferta de formación”, afirmó.

Josu invitó a apuntarse a las actividades de pastoral a todo aquel que tenga alguna inquietud espiritual, o que desee seguir creciendo en la fe en la que ha sido educado. La misa dominical y el grupo de fe y vida seguirán desarrollándose como otros años, cumpliendo con las distancias y medidas de seguridad pertinentes.

Reunión de bienvenida

Acompañamiento a los colegiales de primer año

En la reunión, se explicó en qué consiste nuestro programa de acompañamiento. Todos los colegiales de primer año se reúnen al menos una vez con algún miembro de la dirección. En esta reunión individual, se les invita a expresar sus inquietudes con libertad: qué tal están, si tienen alguna dificultad para adaptarse a la universidad o a la ciudad, etc. Las siguientes reuniones son voluntarias. El objetivo de este programa es ofrecer un apoyo mayor a los colegiales nuevos, además del acompañamiento que realizamos día a día de manera informal.

Además, en enero estos estudiantes deben mostrarnos las notas. Si hay algún alumno que ha tenido dos o más suspensos, hablamos con él para ver por qué ha sido: un método de estudio inadecuado, falta de estudio, no le gusta el grado… Después enviamos un correo a los padres contando el contenido de la reunión, lo que nos permite hacer un seguimiento y mantener a los padres informados. Sabemos que el primer semestre de la universidad se hace muy corto: en septiembre es todo nuevo, en octubre ya hay parciales y en diciembre empiezan los exámenes. Nuestro propósito es que todos los estudiantes cojan las riendas en el tema académico, que sean responsables. “Libertad responsable”, ese es nuestro lema.

Subdirector Xabier Cabrerizo

Responsabilidad ante la situación sanitaria 

La situación provocada por el coronavirus exige responsabilidad y prudencia en todos los ámbitos. En concreto, desde la Universidad de Navarra, nos han pedido colaboración para velar por la seguridad de los estudiantes en relación con el ocio nocturno. En la Comunidad Foral de Navarra actualmente están prohibidos los botellones; los locales de restauración tienen la obligación de cerrar a la 1:00 AM y las discotecas permanecen cerradas. Por todo esto, hemos decidido limitar el horario de entrada de nuestros colegiales hasta las 2:00 AM. Además, no podrán salir del Colegio Mayor pasadas las 24:00 PM.

En el ámbito del Colegio Mayor, hemos implementado un protocolo de seguridad, que vamos perfeccionando constantemente con pequeñas nuevas medidas, como la desinfección de las llaves cada vez que los colegiales las dejan en recepción. Ante esta situación, Xabier Cabrerizo nos recuerda tres cosas importantes:

  1. Tranquilidad. No podemos vivir con miedo: es sobre todo un mensaje para las familias. Nuestro protocolo atiende a todas las medidas recomendadas por las autoridades y contamos con una zona de aislamiento en caso de haber personas contagiadas en nuestras instalaciones.
  2. Responsabilidad. Debemos cumplir las normas allá donde vayamos y ser responsables, porque esto afectará al resto de las personas con las que estemos.
  3. Participación. Los colegiales están invitados a compartir sus ideas para mejorar o completar el protocolo del Colegio Mayor.

Por supuesto, todo esto acompañado de la triada: distancia social, lavado de manos y mascarilla.

 

Siguiendo estas medidas, dimos la bienvenida a nuestros colegiales en unas jornadas que fueron distintas de las de otros años, pero movidas por el mismo espíritu de acogida, alegría e ilusión. Curso 2020-2021, allá vamos.

Bienvenida estudiantes universidad

Welcome! Llegan los estudiantes internacionales

Por motivos de seguridad, este año la llegada de los colegiales fue escalonada. En grupos pequeños, pudimos conocer y conversar con nuestros estudiantes. Los primeros en llegar fueron los universitarios de primer año y los que habían hecho un largo viaje hasta Pamplona: nuestros estudiantes internacionales.

Alrededor del veinte por ciento de nuestros colegiales son extranjeros y el resto viene de todas partes de España. Es una diversidad cultural totalmente enriquecedora. Hablamos con cuatro de ellos que vienen de distintos países de América. Anécdotas del viaje, ilusiones, vocación, planes…

 

Tres veces panameño e internacional

Estudiante internacional de Panamá

El primer colegial en cruzar las puertas de entrada fue Matthias Hilaire. Con muchas ganas, aunque también algo nervioso, ha venido para esforzarse al máximo y demostrar todo lo que puede lograr en el grado que ha escogido: ADE Bilingüe con Emprendimiento e Innovación. Matthias es el menor de cuatro hermanos panameños (de la ciudad, provincia y país que llevan el mismo nombre: Panamá), pero muy internacionales. El primero de ellos estudió en Philadelphia, la segunda, Periodismo en la Universidad de Navarra y la tercera, Moda en Milán. Su madre estudió un máster en Navarra y guarda muy buen recuerdo de esta tierra; tanto, que le habría encantado poder acompañar a su hijo en la llegada a Pamplona, si no fuera por la situación sanitaria que reclama prudencia a la hora de viajar.

En su largo camino hasta aquí han sucedido muchas anécdotas, “¡Casi no vengo!”, comenta. Cuando ya estaba haciendo el checking online se dio cuenta de que no aparecía su billete. Días atrás había solicitado un cambio de fecha para sus dos vuelos, Panamá-Madrid y Madrid-Pamplona, pero sólo se había hecho efectivo en el primero. “Tuve que esperar media hora, pero al fin me comunicaron que me hacían el cambio”.

Estos días se va a dedicar a deshacer la maleta, arreglar el cuarto, comprar las cosas que necesita, visitar Pamplona… Y también, hacer amigos. Encontró una cuenta en Instagram: @unavclass2024, en la que los estudiantes de primer grado están colgando fotos para darse a conocer. ¡Matthias no dudó en publicar su foto también!

 

Vocación de ayuda y compromiso

Estudiante internacional de Canadá

Quien también llega con muchas ganas de hacer amigos es el estudiante Alex Vacaroaia. Viene desde el otro lado del charco, de Mississauga, una ciudad cerca de Toronto, Canadá. Ha venido a estudiar el grado de Medicina Internacional en la Universidad de Navarra y es la primera vez que viene a Pamplona.  Antes de llegar, se unió a un grupo de Facebook que pone en contacto a estudiantes internacionales de la Universidad. Como vio que no era la plataforma más adecuada para conversar (el grupo cuenta con medio millar de miembros), decidió crear su propio grupo en WhatsApp para empezar a conocer a otros alumnos de primer año, sean de la facultad que sean.

Sobre su vocación de médico, afirma: “Quiero ayudar a la gente”. Fruto de algunas experiencias en el sistema sanitario de Canadá, descubrió que “muchos doctores se olvidan de que los pacientes son personas, los ven sólo por su enfermedad”. De momento no sabe si se quedará en España cuando termine sus estudios, pero tiene claro que los aprovechará al máximo, también para perfeccionar el idioma.

Cuando tenía diez años estuvo viviendo en Costa Rica durante un año entero. Ahí aprendió español, y ahora, con la ayuda de algunas clases y a través de música y películas, está mejorando. Aunque con acento, habla perfectamente y sabe que conversando con más personas avanzará rápido, sobre todo viviendo en un Colegio Mayor. Tiene menos experiencia en la parte académica de nuestro idioma, pero de momento no tiene por qué preocuparse, ya que sus clases serán en inglés. ¿Sus planes para estos días? Conocer la ciudad, comprar lo que necesita…

 

A la aventura

Estudiante internacional de Costa Rica

El estudiante Sebastián Wallace es más de dejarse llevar, aún no tiene ningún plan organizado para estos días. Tiene en común con Alex que él también ha vivido y es de Costa Rica; de Tamarindo, concretamente. Está encantado con el frío con que Pamplona los ha recibido: “Me gusta porque allá estamos acostumbrados al calor”.

Sebastián ha venido sin conocer a nadie de su carrera o de su país, aunque sabe que pronto hará muchas amistades. Como muchos de los colegiales primerizos, siente una mezcla de nervios y ganas ante el nuevo curso que empieza. En su caso, a tan solo unos pasos del Colegio Mayor, en la Facultad de Ciencias, estudiará el grado de Bioquímica.

 

Preparado para vivir la experiencia

Estudiante internacional de Ecuador

Tomas Muñoz es también un futuro bioquímico. De Guayaquil, Ecuador, fue el primero en deshacer las maletas y bajar al hall de entrada. ¡Está entusiasmado con el comienzo de curso! Esta primera semana tiene pensado hacer algún recado, como empadronarse en la ciudad. Tiene ya tres amigos ecuatorianos que estudian los grados de Arquitectura y Diseño, pero ninguno en su facultad. Está emocionado por conocer a más personas y “vivir la experiencia de ser universitario”.

Es consciente de que este año será diferente por la situación sanitaria provocada por el coronavirus, pero tratará de aprovechar al máximo cada momento y cada oportunidad. Tiene ganas de empezar sus estudios, ¡lleva de vacaciones desde febrero! Han sido unos meses que se le han hecho largos por el confinamiento. En el mes de febrero pudo ir a la playa, pero en marzo, como en España, comenzó la cuarentena. Ahora se trata de ser prudente y cumplir con las normas. Como el resto de sus compañeros, lleva mascarilla, pero sonríe con la mirada.