Figuras de la sagrada familia

Celebramos la Navidad en el Colegio Mayor Larraona

El pasado 14 de diciembre organizamos nuestra tradicional velada navideña, un gran momento del año para todos nuestros colegiales. La celebración comenzó a las 20:00h, con una eucaristía en la capilla para dar gracias y prepararnos para el acontecimiento divino que celebramos en estas fechas. A las 21:00h nos juntamos en el comedor para disfrutar de una cena especial y a las 22:00h continuó la fiesta con música en directo y el reparto de diferentes premios. ¡Una vez más, lo pasamos en grande! Disfrutamos mucho compartiendo entre todos y brindando con alegría e ilusión por todo lo vivido este primer trimestre del curso.

 

estudiantes en el comedor en la cena de Navidad

 

Estreno de ‘Larraona Fusión’

La agrupación musical que han formado nuestros colegiales se estrenó ante el público con cuatro temas: Last Christmas (Wham!), You Know I’m No Good (Amy Winehouse), Just My Imagination (The Cranberries) y Bitter Sweet Symphony (The Verve). Nos demostraron su gran talento y contribuyeron a que el ambiente fuera único.

 

una estudiante toca la guitarra y canta en un grupo de música

 

I Edición del Concurso de Belenes

Este año hemos lanzado un nuevo concurso para promover la tradición cristiana de poner el belén y fomentar la participación y la creatividad de los colegiales. Los estudiantes presentaron su proyecto y los dos ganadores recibieron, como parte del premio, un importe para pagar los materiales para llevarlo a cabo. El primer premio fue para el proyecto de María Revuelta, y el segundo, para el proyecto del grupo conformado por Eneko de Diego, Martí Viñolas, Enrique Esteban, Alexandre Mena, Eneko Ezponda, Íñigo Frías, Salvador Roig y Manuel Egea. El jurado concedió un accesit a la obra de Amelia Wefer y Javier Ripoll.

 

 

Además, anunciamos los ganadores del concurso de decoración del hall de los distintos pisos, que fueron los pasillos del 5º derecha y 4º izquierda (ex aequo).

 

 

Reparto de premios de los torneos deportivos

También aprovechamos la ocasión para repartir los premios de los torneos que se han llevado a cabo hasta el momento. En pimpón, el campeón ha sido Pol González y el subcampeón, Miguel Vicioso; en ajedrez, Pablo García Santos (campeón) y Manuel Mañas (subcampeón); en mus, Iñigo Zarauz e Iñigo Morales (campeones) y Marcos Fernández y Gonzalo Ovejero (subcampeones); en el torneo de pádel femenino, Sofía Rivero y Cecilia Sierra (campeonas) y María Villaplana y Noa Marcos (subcampeonas); en pádel masculino, Ion Gracia e Ignacio Herrero (campeones) y Eduardo Lara y Marcos Fernández (subcampeones); y, finalmente, en pádel mixto, Cecilia Sierra y Martín Díaz Argüelles (campeones) y Jara del Amo y Marcos Fernández (subcampeones).

Por último, premiamos a los tres estudiantes con más puntos de colegiales acumulados por su participación en las actividades.

 

 

Han sido semanas intensas de estudio y nos alegramos de haberlas concluido con una celebración tan entrañable. ¡Nos vemos a la vuelta de las vacaciones!

subdirectora del colegio mayor le entrega txapela al colegial Alberto Galiana

“Escribir es estar un poco más completo conmigo mismo” –Entrevista a Alberto Galiana

Alberto Galiana Saénz estudia 1º de Bioquímica en la Universidad de Navarra. Natural de Logroño, entró en el Colegio Mayor en septiembre y, desde entonces, ha participado en multitud de actividades. Entre ellas, nuestro Concurso de relato corto, en el que ganó el primer premio. Agradecido y satisfecho, comparte con nosotros su experiencia como colegial universitario.

 

estudiante de bioquímica con bata de la Universidad de Navarra

 

¿Por qué Pamplona?

Es una acumulación de factores. Aunque estaba dispuesto a irme más lejos, la proximidad es algo para tener en cuenta. Además, mi madre estudió aquí, y la Universidad de Navarra tiene mucho prestigio. Sabía que me prepararía bien.

Ahora que han pasado unos meses, ¿estás conforme con tus estudios?

Me está gustando mucho lo que he elegido y no creo haberme equivocado. Disfruto estudiando. Es completamente lo que me esperaba, ha cumplido mis expectativas con creces.

¿Y respecto al Colegio Mayor?

Conozco a varios antiguos colegiales que me lo recomendaron. Vine un poco a ciegas, pero con la mente abierta. Y no me arrepiento de la decisión que tomé. Es más, me alegro de haberla tomado.

¿Por qué? ¿Qué destacarías de Larraona?

La autonomía, la libertad para moverse y aprovechar para estudiar, pasarlo bien… Hacer vida normal, en resumen. Existe un clima de disciplina, pero no es muy férreo. Si eres responsable vas a tener tiempo de hacer lo que quieras: vivir bien, estar con tus amigos, conocer gente nueva…

Tu grupo de amigos comprende gente de Logroño, de Larraona y de la carrera. 

Hemos formado un grupo muy bueno, de gente muy maja y en el que hay una buena convivencia. Es un grupo en el que puedo ser verdaderamente yo. Es un poco mixto, y por supuesto, hay gente de Larraona. Convivir tantas horas te une mucho a la gente. Prácticamente estamos viviendo juntos. Y sin el prácticamente.

En este sentido, el Colegio Mayor es más que un mero alojamiento. ¿Cómo aprovechas esa vida colegial?

He participado en varias actividades; la última, el taller de escritura china, que fue muy interesante. También en otras más informales u organizadas por nosotros. Hay muchos concursos, actividades deportivas, charlas muy interesantes… Todo eso es bienvenido.

Participaste en nuestro concurso literario y te llevaste el primer premio con “Un corazón de tinta”.

Mi intención fue hacer algo entretenido. Lo tuve que cortar al final por la obligación de número de páginas, así que no me quedó como me hubiese gustado, pero estoy satisfecho con el resultado. Quería contar las cosas de una manera interesante y que eso transmitiera por sí mismo. A mis amigos les gustó, les pareció interesante y en mi familia están orgullosos de ver cómo he avanzado, han leído todo lo que he escrito.  Poco a poco voy mejorando en este pequeño hobby que tengo.

 

Dos estudiantes universitarios en el colegio mayor larraona con un premio del concurso de relatos

 

¿Cuándo empezó tu afición por la escritura?

Me gusta escribir desde crío, aunque lo hago de manera más seria desde el año pasado. Gané el Concurso científico literario de la Universidad de la Rioja y me picó el gusanillo. Hice el relato para el concurso de Larraona y resultó mejor de lo que esperaba. Sigo escribiendo, aunque me resulta un poco difícil compaginarlo con los estudios, pero lo intento.

¿Qué significa escribir para ti?

Escribir son muchas cosas. A veces, es decir lo que uno piensa y, al mismo tiempo, pensar cosas que nunca dices y terminar transmitiéndolo. Cuando escribo un párrafo o una página especialmente frenética y me paro a leerlo, y veo que mi intención ha quedado impregnada, me siento orgulloso. Es también una forma de ventilar cosas personales o artísticas, si se puede decir así, que quizás una carrera de ciencias no te permite. Es estar un poco más completo conmigo mismo. Al final, es una faceta de mí, una habilidad que tengo y que quiero seguir trabajando. Es una cuestión de desarrollo personal y por eso me motiva seguir escribiendo.

¿Y qué proyectos tienes entre manos ahora?

Estoy escribiendo un relato un poco más largo, que no encaja con la categoría de relato corto, pero tampoco es una novela. Es como una recopilación de historias.

Háblanos de tu historia personal, de lo que has vivido estos primeros meses como universitario. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Ha sido un periodo de cambio y adaptación, que afronté con la mente abierta desde el primer momento, y eso me ha valido grandes experiencias. Hay que manejarlo con cuidado, porque te puede ir muy bien o muy mal. Y yo puedo decir que me lo he pasado bien. Me ha ido bien académica y personalmente. Estoy satisfecho con las decisiones que he tomado; la experiencia de conocer a gente nueva es muy enriquecedora.

¿Cómo se presentan los próximos meses?

En el futuro quiero hacer un intercambio sí o sí, y también unas prácticas, pero ahora toca seguir estudiando. Y personalmente, seguir escribiendo y estar con mis amigos, que es lo que más merece la pena.